Página principal" class="rev-slidebg" data-no-retina> Asesoramiento en crisis a corto plazo Información Un breve apoyo puede hacer una gran diferencia en que alguien te ayude a navegar a través
de sentimientos intensos y factores estresantes.
Ayuda del Coronavirus Información Pautas para el asesoramiento y otros recursos Consejería en Español Información Disponible sin importar las circunstancias financieras, sociales o legales Pague Su Factura Pagar Ahora Pagar la totalidad o parte de su factura de forma segura

Página principal

35 años brindando ayuda y creando esperanza.

A veces necesitamos ayuda para conectar con nuestra propia capacidad de crecimiento y cambio. La terapia puede ayudar a desarrollar herramientas y habilidades para superar los desafíos que se interponen en el camino de una vida plena.

Misión

El Centro de Consejería Católica del Noroeste apoya y fortalece a nuestra comunidad proporcionando servicios profesionales de salud mental a todos, independientemente de su fe o finanzas.

Visión

Todas las personas, independientemente de las circunstancias sociales, económicas o religiosas, tienen acceso a asesoramiento profesional en salud mental.

Valores

Justicia, Compasión,
Colaboración y excelencia

Videos

Blog

  • Ayudando a quienes luchan con la depresión
    25 de Mayo de 2017 La depresión es uno de los trastornos emocionales más comunes y tratables en los EE. UU. Puede sentirse un cambio de vida y una angustia al ver a los seres queridos luchar bajo su influencia. En el Centro Católico del Noroeste creemos que la vida es posible durante, mientras y después de un episodio depresivo. A continuación se ofrecen sugerencias para ayudar a las personas que sufren de depresión. Estar presente: Aislamientos de depresión. El simple hecho de seguir interactuando con las personas como de costumbre puede ser una forma de demostrarles que te importan más que su depresión. Si te dicen que necesitan estar solos, escúchalos incluso si no estás de acuerdo en que es lo mejor. Pregúnteles si puede hacer un seguimiento con ellos. Si están de acuerdo, es importante que lo haga cuando usted dijo que lo haría. Si no están de acuerdo, avíseles que todavía estarás aquí para ellos cuando estén listos. Escucha: Las personas que sufren depresión están luchando contra un trastorno que les quita energía y placer y les llena la mente de pensamientos terribles. Si alguien que le importa tiene depresión, pregúntele cómo está y dígalo en serio. Haga preguntas de seguimiento. Muestre curiosidad y permítales una salida de apoyo y amabilidad para expresarse. Esté dispuesto a sentirse incómodo. Conozca sus límites sobre cuándo y qué puede escuchar y cúmplalos. Empatizarse: La empatía no significa que tengas que tener exactamente la misma experiencia que alguien o saber exactamente por lo que está pasando una persona para preocuparse por el o ella. Cuando escuche con empatía, intente decir cosas como "eso suena difícil". Lamento que estés pasando por eso ". Intenta nombrar los sentimientos que escuchas y luego pregunta si son correctos. En última instancia, no se trata de decir lo perfecto. No hay nada correcto que decir que arregle mágicamente cómo se siente una persona. Es mejor decir algo que nada, incluso si lo que dices es: "No sé qué decir, pero me alegra que me lo hayas dicho". Pregúntales: Pregúnteles si quieren ayuda y qué sería útil. Muchas personas han tenido varios episodios depresivos y pueden saber por ensayo y error cosas que ayudan más o menos. El simple hecho de preguntarles les recuerda que te preocupas y respetas su orientación, y puede ser una oportunidad para que se concentren en lo que es útil. Si la depresión les dificulta articular lo que necesitan, intente expresar lo que le ayudó cuando se sintió así. Son los expertos en su propia experiencia, así que prepárese para equivocarse y acepte su guía. Trátelos con amabilidad y respeto. Ofrezca una perspectiva alternativa: Las personas con depresión tienen un acompañante constante en su trastorno. Cuando pases tiempo con ellos, sé alguien dispuesto a hablar sobre su experiencia, pero recuerda que la depresión es algo con lo que una persona vive, no es su vida o todo lo que es la persona. A veces, una excelente manera de ofrecer apoyo es ser una distracción. Invítelos a las cosas que disfruta. Respeta su autonomía permitiéndoles ignorar la invitación o que digan no tantas veces como necesiten, o incluso decir, "deja de invitarme". No suponga por ellos que no querrán ir o que su invitación será una imposición o una molestia. De hecho, está bien preguntar qué les molesta. Pregúnteles directamente si tienen pensamientos suicidas: Este puede dar miedo. Es posible que le preocupe plantar la idea en su cabeza o hablar de una manera que los anime a actuar sobre estos pensamientos. Muchas personas experimentan pensamientos suicidas. Preguntarles no será la razón por la que actúen sobre estos pensamientos. No tenga miedo de preguntar. Las personas con depresión no son frágiles; a menudo son increíblemente fuertes y resistentes, incluso si no se ven a sí mismos de esa manera todo el tiempo. Preguntar sobre pensamientos suicidas les permite saber: "Estoy aquí. Te veo. No quiero que te vayas". Si están pensando en suicidarse, aquí hay algunos recursos locales para ofrecerles apoyo adicional: Si ya se han lastimado, ayúdelos a llegar a una sala de emergencias o llamar al 911. Si todavía solo están pensando en el suicidio y ya están en terapia, anímelos a hablar sobre esto con su consejero. Al ofrecer apoyo, es importante recordar que también somos una persona. En un avión, en el caso de una emergencia, se nos indica que aseguremos nuestras propias máscaras de oxígeno antes de ayudar a otros. Hacer el equivalente emocional es un buen consejo. Infórmese sobre qué es y qué no es la depresión: Puede ser útil abordar sus propios miedos y estereotipos con información sólida. No se preocupe; no tienes que ser un experto. No puedes ni debes intentar ser terapeuta de un ser querido. Aquí hay dos recursos para aprender más: https://www.nami.org/Learn-More/Mental-Health-Conditions/Depression https://www.nimh.nih.gov/health/publications/depression/index.shtml#pub1 Cuídate: Maneje su propia salud física y emocional con cosas como dormir bien, nutrición, ejercicio, meditación y compromiso con personas y actividades positivas en su vida. La depresión no es contagiosa, pero puede ser difícil presenciar el sufrimiento de alguien. También puede ser difícil luchar contra nuestro deseo de arreglar las cosas de la manera que creemos que es mejor. Usted no causó su depresión y no es responsable de controlarla o curarla. En la medida en que sea saludable para usted, trate de no tomar su sufrimiento personalmente.
  • Priorice su cuidado personal
    Nuestro personal recientemente hizo una lluvia de ideas sobre las formas en que todos mantenemos nuestro propio cuidado personal.
  • 8 consejos para la cuarentena familiar
    A veces, el camino de menor resistencia es el camino correcto.
  • Soy un jesuita en formación. He aquí por qué decidí cuidar mi salud mental.
    Soy un jesuita en formación. He aquí por qué decidí cuidar mi salud mental.
  • Consejos para Bienestar de Salud Mental durante La Cuarentena
    Haz su cuarentena en pedazos, tómalo momento a momento.
  • Regreso a la escuela
    Regresar a la escuela siempre ha provocado ansiedad para la mayoría de los estudiantes y sus familias.

Por octavo año consecutivo, NCC ha sido nombrada una de las 100 mejores organizaciones sin fines de lucro para trabajar por Oregon Business Magazine.

 

NCC está comprometida con la transparencia en todas sus operaciones. ¡Hemos ganado el Sello de Plata de Guidestar!